Wednesday, February 28, 2018

Bodegas Margón

Viajamos a Bodegas Margón en la D.O. Tierra de León, donde nos recibe Laura Courel, responsable de ventas de la bodega. Ubicada en Pajares de los Oteros, en la provincia de León, la historia de la bodega se remonta casi a la de la propia Denominación de Origen, en 2007. Es el proyecto de dos emprendedores, Eugenio González y Alfredo Martínez, que movidos por su pasión por el vino, adquieren algunos de los viñedos más viejos de la comarca, e involucran en el proceso a uno de los mejores enólogos del momento, Raúl Pérez, el resultado, la marca Pricum.
La mano de Raúl Pérez, presente en el proyecto desde sus inicios, se nota en todo momento, especialmente esa impronta borgoñona, introduciendo el concepto de “terroir” que le caracteriza en todos sus vinos. Desde la adquisición de viñedo viejo, con muchas de sus cepas centenarias, viñas rastreras,  sin espalderas, vendimia manual seleccionando la uva en el momento adecuado. La manera de elaborar el vino incluye uso de  la cámara de frio para recibir a los racimos, ubicado en una planta superior para facilitar la caída por gravedad. Se evitan los depósitos de acero para centrarse en grandes tinas de madera troncocónicas para la fermentación. El envejecimiento tiene lugar en barricas de roble francés.






              






Actualmente la bodega dispone de  25 hectáreas en propiedad divididas en varios pagos, todos ellos en suelos arcillosos excepto el Paraje del Santo, asentado sobre suelo arenoso. La producción que se obtiene supone entre 50.000 a 60.000 botellas por año.
Bajo la marca Pricum se comercializan vinos blancos, rosados y tintos. La uva albarín se emplea para blancos, mientras que rosados y tintos se elaboran con Prieto Picudo, la uva reina de la D.O. de origen Tierra de León, una uva difícil de domar, que destaca por su elevada acidez, lo que le transmite frescor, y también es una buena cualidad para el envejecimiento en barrica.

Con albarín se elaboran el Pricum Albarín Barrica, (Fermentación y crianza de 7 meses en fudre oval de madera francesa) que resulta muy aromático y sorprendentemente fresco al paladar, y el Pricum Albarín Valdemuz, con 60 meses  en barrica de madera francesa (los nueve primeros meses sobre lías y una o dos barrica dependiendo del año),  con un 100 %  de uva albarín.
En rosado, no olvidemos que Tierra de León es una D.O. con fuerte tradición de rosados, el abanderado es el Pricum rosado, el único vino de la bodega que fermenta en depósitos de acero inoxidable. Transmite aroma, frescor, acidez, aquellos valores que inspiran a un vino de este tipo. Mención aparte el Pricum Rosado Barrica, con fermentación y crianza de 7 meses en fudre oval de madera francesa.



En tintos, el Pricum Primeur es el vino más joven y del que más botellas se obtienen. Es un vino que fermenta en fudres de roble troncocónicos y tiene un período de crianza de unos 10 meses en roble francés (varía el período de barrica según añada). El resultado es un vino franco, honesto, fresco, de marcada acidez, y muy frutal.
Pricum Prieto Picudo 2012, ha pasado diecinueve meses en contacto con barrica de roble francés, tras haber fermentado en fudre. Esto se transmite al vino que muestra un gran equilibrio entre los aromas florales y la fruta roja del bosque, junto a aromas propios de la madera. Equilibrio que también se percibe en boca con la acidez plenamente integrada con la madera y la fruta. El resultado es un vino equilibrado, fresco y maduro.
Pricum Paraje del Santo (Fermentación en fudre de madera y 17 meses barrica de roble francés) presenta como característica diferencial su procedencia de suelos arenosos. Es un vino tánico, carnoso y potente, con notas tostadas y torrefactas que se unen a los aromas florales y frutales con la acidez de fondo muy integrada.



Mención aparte como una elaboración especial de la bodega es Pricum Aldebarán, Vendimia Tardía. Único vino de la bodega elaborado totalmente con verdejo, y del que solo se produce una barrica de 500 litros. La vendimia de la uva se realiza en Diciembre, (en algunos casos se emplea uva afectada por Botritis), en una tierra donde las temperaturas suelen estar bajo cero. Sometido a un proceso de fermentación y crianza durante 16 meses en barrica de roble francés de 500 litros, el resultado es un vino semidulce, fresco, aromático, goloso, y con numerosos matices frutales en boca, en consonancia con los vinos de hielo de Centro Europa.
Dejamos para el final el Pricum Valdemuz, un auténtico lujo de vino, procedente de viñas centenarias, de excelente relación calidad precio, y del que nos hacemos eco en una nota de cata aparte.







No comments:

Post a Comment