Wednesday, March 13, 2019

Monte da Ravasqueira


En plena región del Alentejo, Portugal, cercana a la villa de Arraiolos, se encuentra Monte da Ravasqueira. Una propiedad de 3.000 hectáreas, poblada de alcornoques y encinas que se extienden por suaves colinas y terrenos soleados. El resultado es un paisaje espectacular, que no dejará indiferente a quien lo visite.

Adquirida por la familia Mello, en 1943, en un principio su actividad estuvo ligada a la cría del caballo lusitano. Actualmente, en sus instalaciones alberga un extraordinario museo de carruajes, al que es posible acceder cuando se visita la bodega.

En 1998, se plantaron las primeras viñas, y en el 2001 se obtuvo la primera cosecha de una vendimia que nunca se comercializó. Actualmente cuenta con 45 hectáreas de viñedo propio, además de uva seleccionada que se compra a los viticultores de la zona. De sus instalaciones salen 4, 5 millones de botellas de vino alentejano; parte de la producción, un 46% se destina a la exportación, mientras que un 54% abastece el mercado local.





                                         







El concepto de “terroir” está muy presente en la filosofía de la bodega.  Para potenciarlo, se utilizan las más avanzadas técnicas, como el uso de drones para controlar la viña, y para optimizar la división de parcelas, lo que se conoce como “Viticultura de Precisión”. Estas técnicas se combinan con una vendimia tradicional realizada a mano, para de este modo cuidar al máximo el proceso de selección de la uva.


De este modo se obtienen vinos muy equilibrados, donde fruta, madera, y acidez van de la mano. Algunas de las variedades más usadas para la elaboración de sus vinos son: Touriga Nacional, Trincadeira, Alicante Bouschet, Aragonés, y Syrah, para la elaboración de tintos. En cuanto a vinos blancos a las ya típicas uvas alentejanas Roupeiro, Antão Vaz y Arinto, se añade la presencia de las variedades Viognier y Albariño. En total, se elaboran hasta 26 referencias organizadas en dos gamas distintas, bajo la marca MR, Monte da Ravasqueira,  y Ravasquiera.


Premium Blanco, cosecha 2015, es un vino elaborado con las variedades Viognier, Alvarinho, Semillon, Arinto e Marsannede. Llama la atención por sus  aromas a cítricos y albaricoque, profundos y persistentes. Con una acidez muy presente, en boca ofrece ligeros toques minerales, junto a mantequilla y naranja, resultando un vino afrutado, fresco, con buen retrogusto y  fácil de beber.

Premium Rossé, cosecha 2016, (100% Touriga Nacional). Un vino rosado de color asalmonado que destaca por su complejidad. En nariz presenta un profundo aroma floral y a cereza. Su paso por barrica de roble francés durante 6 meses sobre sus propias lías,  le aporta una estructura que se añade a su extraordinario frescor, dando como resultado un rosado contundente, muy untuoso, mineral y con cierto gusto a tonos ahumados.

Vinha das Romãs, su nombre evoca al fruto de la granada. Y es que la viña está plantada sobre una antigua plantación de granadas, las raíces de ambas plantas se mezclaron en el subsuelo, y de ahí este vino tan especial. Cosecha del 2016, está elaborado  a partir de las variedades Syrah y Touriga Franca. Tiene un color picota oscuro, con mucha capa. Un vino con aromas que recuerdan a ciruela negra, frutos del bosque y regaliz. En boca destaca su sabor especiado, con recuerdos a clavo y cardamomo, y sobre todo pimienta negra. Al mismo tiempo resulta un vino muy mineral, que contrasta con su viva acidez que le aporta frescor. Un vino vivido lleno de sensaciones que explotan en el paladar y con un largo final que provocará el placer de los amantes de vinos diferentes. Todo un vino de guarda.

Esta complejidad aromática  de los vinos de la gama Ravasqueira es un factor común a los vinos de la bodega como se aprecia en el Ravasqueira Premium Tinto 2014. Este es un vino que sale a la luz solamente en años excepcionales. Presenta también un profundo color cereza picota muy cubierto. Es un vino para beber con tranquilidad. Muy complejo en nariz, con aromas a madera, trufa, chocolate negro y fruta confitada. Muy mineral en boca con notas especiadas, compota de ciruela, pasas, y aromas propios del bosque mediterráneo en el que se ha criado: alcornoque, encina, orégano, tomillo…Balsámico y fresco, con taninos domados, ofrece un equilibrio perfecto entre fruta, madera y acidez.


Terminamos la degustación con dos vinos especiales, Monte da Ravasquiera LH (Late Harvest) vendimia tardía, un vino semidulce de gran frescor elaborado a partir de la variedad Viognier. Sometidas las uvas a temperaturas de -20 º C durante semanas para preservar mejor sus propiedades, este vino sorprende por su equilibrio entre el dulzor y la acidez. Con todas las características de un moscatel presenta un bonito color amarillo limón. En nariz es muy cítrico, con reminiscencias de miel y piña. Su sabor mezcla cítricos con mermeladas de frutas blancas de hueso. Poco untuoso para lo que es habitual en este tipo de vinos, y con una graduación de tan solo 12º resulta ideal para maridar con quesos y patés.


La otra sorpresa la constituyó Ravasqueira Vino Licoroso Alentejano, a base de las variedades Touriga nacional, Touriga Franca y Tinta Roriz. Con 18,5º este vino generoso es de un profundo color rubí. Aromas profundos a fruta negra, mermeladas, y un sabor que integra vainillas, tofe, torrefactos, y que recuerda mucho a algunos vinos de Porto. Pero todo ello presidido por una acidez bien ensamblada que aporta un considerable frescor al vino otorgándole un final goloso y prolongado.


DirecciónMonte da Ravasqueira, 7040-121 Arraiolos, Portugal







                                                          




                                                            

No comments:

Post a Comment