Wednesday, November 22, 2017

Os Fillos da Vide (Los hijos de la Vid)

A estas alturas resulta todo un reto realizar una película totalmente independiente donde enología y etnografía se dan la mano. “Os fillos da Vide” se ha realizado en nueve años, sin prisas; como se hacen los grandes vinos. La directora Ana Domínguez natural de “ A Rua”, villa de la comarca gallega de Valdeorras, nos lleva a su mundo personal, a su experiencia vital a través de un viaje por las cuatro estaciones con la viña como hilo conductor.

A pesar de tratarse de un largometraje con un carácter más etnográfico que propiamente vitivinícola, la película es todo un referente en una tierra como España, primer productor mundial de vino, pero donde apenas existe material cinematográfico que haga referencia a la viticultura.   


La sucesión de las estaciones en el viñedo, las referencias al tren, los festejos alrededor de la vendimia, son en realidad una metáfora vital, y constituyen un argumento cinematográfico bien resuelto por su autora. Claras referencias también al realismo mágico, reflejada por esos paisajes entre neblinas y brumas, esas montañas misteriosas, e incluso con la aparición del mismo dios Baco y su séquito de bacantes. Muy curiosa la escena que alude a la aparición de una lapida romana debajo de un altar cristiano en una iglesia de la comarca, dedicada al mismo Baco. Y es que las celebraciones alrededor de la vendimia, tienen aquí  un carácter marcadamente báquico, como se muestra en “a Festa das Covas” en el pueblo de VilaMartín de Valdeorras.

Bebiendo en cuncas
Gaitero en “a Festa das Covas”








Interesante aproximación al mundo de la enología desde una perspectiva personal, donde no faltan las referencias a la viticultura artesanal, como se hacía antaño, al amor por la viña y el vino, el apego a unas tradiciones cada vez más olvidadas, en una tierra apegada al vino como es la de la zona de A Rua en la comarca de Valdeorras (Ourense, Galicia), pero que podría ser cualquier otra.

Vid en otoño

Entre los muchos documentos que desvela la película, mencionar una frase memorable pronunciada por el anciano viticultor Antonio, "Neste viñedo hai viñas moi antigas próximas aos cen anos e viñas máis novas de vinte ou trinta anos. E, como os seres humanos, canto máis vellos son, menos dan, pero o que dan é de mellor calidade ". “En esta viña hay cepas muy viejas que tienen cerca de cien años, y cepas más jóvenes de veinte o treinta años. Y, al igual que con los seres humanos, cuanto más viejas, menos cantidad dan, pero lo que dan, es de mejor calidad”.

Viña en otoño

No desvelaremos sin embargo el origen del título, “Os fillos da Vide”, lo dejamos para que el espectador lo averigüe viendo la película.

La directora Ana Domínguez




No comments:

Post a Comment